Como cada año, el Concurso Jóvenes Promesas de Violoncello “Jaime Dobato Benavente” innova en su formulación, buscando la máxima difusión e impacto social. Las Embajadas de Cabriante, la Galería de Cabrianteños Ilustres o la exposición de instrumentos del proyecto “La Música del Reciclaje” del pasado año, con la brillante aportación de Fernando Solar y Ecoembes, son un ejemplo de las actividades que han buscado popularizar el evento, rompiendo la barrera espacio-temporal que circunscribe la celebración escueta del concurso.

La edición de este año no podía ser menos y para ello se ha programado una nueva actividad denominada “Música a Cello Abierto”. A partir de la finalización de las audiciones de la fase clasificatoria del sábado, la organización instalará un espacio en la calle Alejandre de nuestra ciudad, en la que diferentes músicos y concursantes que lo deseen ofrecerán a alcañizanos y visitantes su música. La participación será espontánea y las piezas a interpretar serán de libre elección, ya sean de música clásica o popular.

Esperamos que esta nueva actividad desarrollada por Cabriante disfrute del éxito popular de otras iniciativas y tenga continuidad en el futuro.