Cada año, el Concurso Jóvenes Intérpretes de Violoncello “Jaime Dobato Benavente” se llena de colorido. El color que aporta el público asistente, famílias de concursantes, miembros del jurado, carteles, formularios…

Pero si hay un elemento anual representativo de este certamen, son las chapas. Este año, las solapas, polos, jerseys y camisas se distinguirán con el “punto” de color elegido, el rosa.